Posts filed under ‘GUIDELINES’

Prevention of Hepatitis B Virus Infection in the United States: Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices.

MMWR Recomm Rep. 2018 Jan 12;67(1):1-31.

Schillie S1, Vellozzi C1, Reingold A2, Harris A1, Haber P3, Ward JW1, Nelson NP1.

Author information

1 Division of Viral Hepatitis, National Center for HIV/AIDS, Viral Hepatitis, STD, and TB Prevention, CDC.

2 University of California, Berkeley School of Public Health, Berkeley, California.

3 Division of Healthcare Quality Promotion, National Center for Emerging and Zoonotic Infectious Diseases, CDC.

Abstract

HEPATITIS B VIRUS (HBV) IS TRANSMITTED VIA BLOOD OR SEXUAL CONTACT. PERSONS WITH CHRONIC HBV INFECTION ARE AT INCREASED RISK FOR CIRRHOSIS AND LIVER CANCER AND REQUIRE MEDICAL CARE. THIS REPORT UPDATES AND SUMMARIZES PREVIOUSLY PUBLISHED RECOMMENDATIONS FROM THE ADVISORY COMMITTEE ON IMMUNIZATION PRACTICES (ACIP) AND CDC REGARDING THE PREVENTION OF HBV INFECTION IN THE UNITED STATES. ACIP RECOMMENDS TESTING ALL PREGNANT WOMEN FOR HEPATITIS B SURFACE ANTIGEN (HBSAG), AND TESTING HBSAG-POSITIVE PREGNANT WOMEN FOR HEPATITIS B VIRUS DEOXYRIBONUCLEIC ACID (HBV DNA); ADMINISTRATION OF HEPB VACCINE AND HEPATITIS B IMMUNE GLOBULIN (HBIG) FOR INFANTS BORN TO HBV-INFECTED WOMEN WITHIN 12 HOURS OF BIRTH, FOLLOWED BY COMPLETION OF THE VACCINE SERIES AND POSTVACCINATION SEROLOGIC TESTING; UNIVERSAL HEPATITIS B VACCINATION WITHIN 24 HOURS OF BIRTH, FOLLOWED BY COMPLETION OF THE VACCINE SERIES; AND VACCINATION OF CHILDREN AND ADOLESCENTS AGED <19 YEARS WHO HAVE NOT BEEN VACCINATED PREVIOUSLY. ACIP RECOMMENDS VACCINATION OF ADULTS AT RISK FOR HBV INFECTION, INCLUDING UNIVERSAL VACCINATION OF ADULTS IN SETTINGS IN WHICH A HIGH PROPORTION HAVE RISK FACTORS FOR HBV INFECTION AND VACCINATION OF ADULTS REQUESTING PROTECTION FROM HBV WITHOUT ACKNOWLEDGMENT OF A SPECIFIC RISK FACTOR. THESE RECOMMENDATIONS ALSO PROVIDE CDC GUIDANCE FOR POSTEXPOSURE PROPHYLAXIS FOLLOWING OCCUPATIONAL AND OTHER EXPOSURES. THIS REPORT ALSO BRIEFLY SUMMARIZES PREVIOUSLY PUBLISHED AMERICAN ASSOCIATION FOR THE STUDY OF LIVER DISEASEST GUIDELINES FOR MATERNAL ANTIVIRAL THERAPY TO REDUCE PERINATAL HBV TRANSMISSION

PDF

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5837403/pdf/rr6701a1.pdf

Advertisements

August 2, 2018 at 8:10 am

Guidelines vs Actual Management of Skin and Soft Tissue Infections in the Emergency Department

Open Forum Infectious Diseases, January 2018 V.5 N.1 

Background Rahul S Kamath; Deepthi Sudhakar; Julianna G Gardner; Vagish Hemmige; Hossam Safar …

Infections of skin and soft tissue (SSTI) commonly cause visits to hospital emergency departments (EDs). The Infectious Diseases Society of America (IDSA) has published guidelines for the management of SSTI, but it is unclear how closely these guidelines are followed in practice.

Methods

We reviewed records of patients seen in the ED at a large tertiary care hospital to determine guidelines adherence in 4 important areas: the decision to hospitalize, choice of antibiotics, incision and drainage (I&D) of abscesses, and submission of specimens for culture.

Results

The decision to hospitalize did not comply with guidelines in 19.6% of cases. Nonrecommended antibiotics were begun in the ED in 71% of patients with nonpurulent infections and 68.4% of patients with purulent infections. Abscesses of mild severity were almost always treated with antibiotics, and I&D was often not done (both against recommendations). Blood cultures were done (against recommendations) in 29% of patients with mild-severity cellulitis. Abscess drainage was almost always sent for culture (recommendations neither favor nor oppose). Overall, treatment fully complied with guidelines in 20.1% of cases.

Conclusions

Our results show a striking lack of concordance with IDSA guidelines in the ED management of SSTI. Social factors may account for discordant decisions regarding site of care. Use of trimethoprim/sulfamethoxazole (TMP/SMX) in cellulitis was the most common source of discordance; this practice is supported by some medical literature. Excess antibiotics were often used in cellulitis and after I&D of simple abscesses, opposing antibiotic stewardship. Ongoing education of ED doctors and continued review of published guidelines are needed.

FULL TEXT

https://academic.oup.com/ofid/article/5/1/ofx188/4804297

PDF (CLIC en PDF)

July 30, 2018 at 9:17 am

Clinical practice guidelines for the management of candidiasis: 2009 update by the Infectious Diseases Society of America.

Clinical Infectious Diseases  March 1, 2009 V.48 N.5 P. 503-35.

Pappas PG1, Kauffman CA, Andes D, Benjamin DK Jr, Calandra TF, Edwards JE Jr, Filler SG, Fisher JF, Kullberg BJ, Ostrosky-Zeichner L, Reboli AC, Rex JH, Walsh TJ, Sobel JD; Infectious Diseases Society of America.

Author information

1 Department of Medicine, Division of Infectious Diseases, University of Alabama at Birmingham, Birmingham, Alabama 35294-0006, USA. pappas@uab.edu

Abstract

Guidelines for the management of patients with invasive candidiasis and mucosal candidiasis were prepared by an Expert Panel of the Infectious Diseases Society of America. These updated guidelines replace the previous guidelines published in the 15 January 2004 issue of Clinical Infectious Diseases and are intended for use by health care providers who care for patients who either have or are at risk of these infections. Since 2004, several new antifungal agents have become available, and several new studies have been published relating to the treatment of candidemia, other forms of invasive candidiasis, and mucosal disease, including oropharyngeal and esophageal candidiasis. There are also recent prospective data on the prevention of invasive candidiasis in high-risk neonates and adults and on the empiric treatment of suspected invasive candidiasis in adults. This new information is incorporated into this revised document.

abstract

https://academic.oup.com/cid/article/48/5/503/382619

PDF (CLIC en PDF)

July 7, 2018 at 3:34 pm

Guía para la utilización del laboratorio en enfermedades infecciosas

Fuente: JUNIO 2018 INTRAMED

Una guía para la utilización del Laboratorio de Microbiología para el Diagnóstico de Enfermedades Infecciosas: actualización de 2018 de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América y la Sociedad Americana de Microbiología

La naturaleza crítica del laboratorio de microbiología en el diagnóstico de enfermedades infecciosas requiere una relación de trabajo estrecha y positiva entre el médico y los microbiólogos que aportan un enorme valor al equipo de atención médica.

Este documento, desarrollado por expertos en medicina clínica de adultos y pediatría, proporciona información sobre qué pruebas son valiosas y en qué contextos, y que pruebas agregan poco o ningún valor a las decisiones de diagnóstico.

Este documento presenta un enfoque basado en el sistema más que un enfoque basado en muestras e incluye:

infecciones del sistema circulatorio y cardiovascular

infecciones del sistema nervioso central

infecciones oculares

infecciones de los tejidos blandos de la cabeza y el cuello

infecciones respiratorias superiores e inferiores

infecciones gastrointestinales

infecciones intra-abdominales

infecciones de huesos y articulaciones

infecciones del tracto urinario

infecciones genitales y otras infecciones de piel y tejidos blandos

grupos de agentes etiológicos, que incluyen infecciones transmitidas por artrópodos, síndromes víricos e infecciones parasitarias en sangre y tejidos.

Cada sección contiene conceptos introductorios, un resumen de los puntos clave y tablas detalladas que enumeran los agentes sospechosos; las pruebas más confiables para ordenar; las muestras (y volúmenes) para recopilar en orden de preferencia; dispositivos de transporte de especímenes, procedimientos, tiempos y temperaturas; y notas detalladas sobre cuestiones específicas relacionadas con los métodos de prueba, como cuando es probable que las pruebas requieran un laboratorio especializado o que tengan tiempos de respuesta prolongados.

Además, también se enfatizan las necesidades pediátricas del manejo de las muestras. Existe una redundancia intencional entre las tablas y secciones, ya que muchos agentes y opciones de análisis se superponen. El documento está destinado a servir como una guía para que los médicos elijan pruebas que los ayuden a diagnosticar de manera rápida y precisa las enfermedades infecciosas en sus pacientes.

A diferencia de otras áreas del laboratorio de diagnóstico, la microbiología clínica es una ciencia del juicio interpretativo que se está volviendo más compleja, no menos. Incluso con el advenimiento de la automatización de laboratorio y la integración de la genómica y la proteómica en microbiología, la interpretación de los resultados todavía depende de la calidad de los especímenes recibidos para el análisis si se sospecha de un procariota o un eucariota como agente etiológico, ambos presentados en este documento.

Los microbios tienden a ser especialmente adecuados para adaptarse a entornos en los que los antibióticos y las respuestas del huésped aplican presiones que fomentan su supervivencia. Un instrumento de laboratorio puede o no detectar esas mutaciones, lo que puede presentar un desafío para la interpretación clínica.

Claramente, los microbios crecen, se multiplican y mueren muy rápido. Si cualquiera de estos eventos ocurre durante los procesos de manejo preanalítico de las muestras, los resultados del análisis se verán comprometidos y la interpretación podría ser engañosa.

Los médicos y otros proveedores de práctica avanzada necesitan confianza en que los resultados proporcionados por el laboratorio de microbiología son precisos, significativos y clínicamente relevantes. Algo menos está por debajo del estándar de atención comunitaria para laboratorios. Sin embargo, para proporcionar ese nivel de calidad, el laboratorio requiere que todas las muestras de microbiología se seleccionen, recojan y transporten adecuadamente para optimizar el análisis y la interpretación.

Dado que la interpretación de los resultados en microbiología depende completamente de la calidad de la muestra enviada para el análisis, el manejo de la muestra no puede dejarse al azar, y aquellos que recolectan muestras para análisis microbiológico deben conocer qué necesita el médico para la atención del paciente y qué necesita el laboratorio debe proporcionar resultados precisos, incluido garantizar que las muestras lleguen al laboratorio para su análisis lo más rápido posible después de la recolección.

En un nivel primario, el médico necesita respuestas a 3 preguntas muy básicas del laboratorio:

1-¿La enfermedad de mi paciente es causada por un microbio?

2-Si es así, ¿qué es?

3-¿Cuál es el perfil de susceptibilidad del organismo para que la terapia se pueda dirigir?

Para satisfacer esas necesidades, el laboratorio requiere una muestra que se haya seleccionado, recolectado y transportado adecuadamente al laboratorio para su análisis. Atrapados en el medio, entre el médico y los requisitos del laboratorio, está el personal médico que realmente selecciona y recoge la muestra y que puede no saber o comprender qué necesita el médico o el laboratorio para hacer su trabajo.

Mejorar la calidad de la muestra es un trabajo de todos, por lo que la comunicación entre los médicos, las enfermeras y el personal de laboratorio debe alentarse y abrirse sin ningún motivo punitivo o consecuencias.

El diagnóstico de la enfermedad infecciosa se logra mejor mediante la aplicación de un conocimiento profundo de la ciencia médica y de laboratorio, junto con los principios de epidemiología y farmacocinética de los antibióticos, y mediante la integración de una visión estratégica de las interacciones huésped-parásito.

Claramente, los mejores resultados para los pacientes son el resultado de una sólida asociación entre el clínico y el especialista en microbiología. Este documento ilustra y promueve esta asociación y enfatiza la importancia del manejo apropiado de las muestras para la relevancia clínica de los resultados.

Uno de los socios de laboratorio más valiosos en el diagnóstico de enfermedades infecciosas es el especialista en microbiología certificado, particularmente un especialista certificado como Diplomado por el Consejo Estadounidense de Microbiología Médica, el Consejo Estadounidense de Patología o el Consejo Estadounidense de Inmunología de Laboratorio Médico o su certificado equivalente por otras organizaciones.

Los médicos deben recomendar y las instituciones médicas deben proporcionar este tipo de liderazgo para el laboratorio de microbiología o proporcionar acceso formal a este nivel de experiencia de laboratorio a través de consultas.

MANEJO DE MUESTRAS

A lo largo del texto, habrá advertencias que son relevantes para especímenes específicos y protocolos de diagnóstico para el diagnóstico de enfermedades infecciosas. Sin embargo, existen algunos principios estratégicos de administración y prueba de muestras en microbiología que se destacan como estándares comunitarios de atención y que diferencian a la microbiología de otros departamentos de laboratorio como la química o la hematología.

DIEZ PUNTOS DE IMPORTANCIA

1-Los especímenes de mala calidad deben ser rechazados. Los microbiólogos actúan correctamente y de manera responsable cuando llaman a los médicos para aclarar y resolver problemas con el envío de muestras.

2-Los médicos no deben exigir que el laboratorio informe “todo lo que crece”. Esto puede proporcionar información irrelevante que podría dar como resultado un diagnóstico inexacto y una terapia inapropiada.

3-El “ruido de fondo” de la microbiota comensal debe evitarse siempre que sea posible. Muchos sitios del cuerpo tienen una microbiota comensal normal que puede contaminar fácilmente la muestra recolectada inapropiadamente y complicar la interpretación. Por lo tanto, las muestras de sitios como el tracto respiratorio inferior (esputo), los senos nasales, las heridas superficiales, las fístulas y otras requieren atención en la recolección.

4-El laboratorio requiere una muestra, no un hisopo de una muestra. El tejido, las aspiraciones y los fluidos reales son siempre especímenes de elección, especialmente de cirugía. Un hisopo no es el espécimen de elección para muchas muestras porque los hisopos recogen microbios extraños, retienen volúmenes extremadamente pequeños de la muestra (0,05 ml) y dificultan la eliminación de bacterias u hongos de las fibras de la torunda y los medios, y el inóculo del hisopo a menudo no es uniforme en varias placas de agar diferentes. Se esperan hisopos de la nasofaringe y para diagnosticar la mayoría de las infecciones respiratorias virales. Los hisopos flocados se han convertido en una herramienta valiosa para la recolección de muestras y se ha demostrado que son más efectivos que los de Dacron, rayón y bastoncillos de algodón en muchas situaciones. La naturaleza flocada del hisopo permite una liberación más eficiente de los contenidos para su evaluación.

5-El laboratorio debe seguir su manual de procedimientos o enfrentar desafíos legales. Los procedimientos en los manuales deben estar respaldados por la literatura, especialmente literatura basada en evidencia. Solicitar al laboratorio que brinde pruebas aparte del manual de procedimientos pone a todos en riesgo legal.

6-Se debe tomar una muestra antes de administrar antibióticos. Una vez que se han iniciado los antibióticos, la microbiota cambia y los agentes etiológicos se ven afectados, lo que lleva a resultados de cultivo potencialmente engañosos.

7-Las pruebas de susceptibilidad solo deben realizarse en aislados clínicamente significativos, no en todos los microorganismos recuperados en cultivo.

8-Los resultados de laboratorio de microbiología que se informan deben ser precisos, significativos y clínicamente relevantes.

9-El laboratorio debe establecer una política técnica; este no es el ámbito del personal médico. La buena comunicación y el respeto mutuo llevarán a políticas colaborativas.

10- Las muestras deben etiquetarse con precisión y por completo para que la interpretación de los resultados sea confiable. Las etiquetas como “ojo” y “herida” no son útiles para la interpretación de resultados sin información clínica y del sitio más específica (p. Ej., Mordida de perro con el dedo índice derecho).

El manual de políticas del laboratorio de microbiología debe estar disponible en todo momento para que todo el personal médico lo revise o consulte, y sería especialmente útil alentar al personal de enfermería a revisar la sección de recolección y administración de muestras del manual. Esto puede facilitar la colaboración entre el laboratorio, con la experiencia en microbiología y el personal de recolección de muestras, que pueden saber muy poco sobre microbiología o sobre lo que el laboratorio necesita para establecer o confirmar un diagnóstico.

Es importante dar la bienvenida y comprometer activamente al laboratorio de microbiología como parte integral del equipo de atención médica y alentar al hospital o al laboratorio a tener a mano especialistas de laboratorio certificados o disponibles para optimizar el diagnóstico de laboratorio de enfermedades infecciosas.

SOURCE

Clinical Infectious Diseases June 28, 2018  

A Guide to Utilization of the Microbiology Laboratory for Diagnosis of Infectious Diseases: 2018 Update by the Infectious Diseases Society of America and the American Society for Microbiology.

Miller JM1, Binnicker MJ2, Campbell S3, Carroll KC4, Chapin KC5, Gilligan PH6, Gonzalez MD7, Jerris RC7, Kehl SC8, Patel R2, Pritt BS2, Richter SS9, Robinson-Dunn B10, Schwartzman JD11, Snyder JW12, Telford S 3rd13, Theel ES2, Thomson RB Jr14, Weinstein MP15, Yao JD2.

Author information

1 Microbiology Technical Services, LLC, Dunwoody, Georgia.

2 Division of Clinical Microbiology, Department of Laboratory Medicine and Pathology, Mayo Clinic, Rochester, Minnesota.

3 Yale University School of Medicine, New Haven, Connecticut.

4 Department of Pathology, Johns Hopkins Medical Institutions, Baltimore, Maryland.

5 Department of Pathology, Rhode Island Hospital, Providence.

6 Department of Pathology and Laboratory Medicine, University of North Carolina, Chapel Hill.

7 Department of Pathology, Children’s Healthcare of Atlanta, Georgia.

8 Medical College of Wisconsin, Milwaukee.

9 Department of Laboratory Medicine, Cleveland Clinic, Ohio.

10 Department of Pathology and Laboratory Medicine, Beaumont Health, Royal Oak, Michigan.

11 Dartmouth-Hitchcock Medical Center, Lebanon, New Hampshire.

12 Department of Pathology and Laboratory Medicine, University of Louisville, Kentucky.

13 Department of Infectious Disease and Global Health, Tufts University, North Grafton, Massachusetts.

14 Department of Pathology and Laboratory Medicine, NorthShore University HealthSystem, Evanston, Illinois.

15 Departments of Medicine and Pathology & Laboratory Medicine, Rutgers Robert Wood Johnson Medical School, New Brunswick, New Jersey.

Abstract

The critical nature of the microbiology laboratory in infectious disease diagnosis calls for a close, positive working relationship between the physician/advanced practice provider and the microbiologists who provide enormous value to the healthcare team. This document, developed by experts in laboratory and adult and pediatric clinical medicine, provides information on which tests are valuable and in which contexts, and on tests that add little or no value for diagnostic decisions. This document presents a system-based approach rather than specimen-based approach, and includes bloodstream and cardiovascular system infections, central nervous system infections, ocular infections, soft tissue infections of the head and neck, upper and lower respiratory infections, infections of the gastrointestinal tract, intra-abdominal infections, bone and joint infections, urinary tract infections, genital infections, and other skin and soft tissue infections; or into etiologic agent groups, including arthropod-borne infections, viral syndromes, and blood and tissue parasite infections. Each section contains introductory concepts, a summary of key points, and detailed tables that list suspected agents; the most reliable tests to order; the samples (and volumes) to collect in order of preference; specimen transport devices, procedures, times, and temperatures; and detailed notes on specific issues regarding the test methods, such as when tests are likely to require a specialized laboratory or have prolonged turnaround times. In addition, the pediatric needs of specimen management are also emphasized. There is intentional redundancy among the tables and sections, as many agents and assay choices overlap. The document is intended to serve as a guidance for physicians in choosing tests that will aid them to quickly and accurately diagnose infectious diseases in their patients.

TRAD

La naturaleza crítica del laboratorio de microbiología en el diagnóstico de enfermedades infecciosas requiere una relación de trabajo estrecha y positiva entre el médico y los microbiólogos que aportan un enorme valor al equipo de atención médica.

Este documento, desarrollado por expertos en medicina clínica de adultos y pediatría, proporciona información sobre qué pruebas son valiosas y en qué contextos, y que pruebas agregan poco o ningún valor a las decisiones de diagnóstico.

Este documento presenta un enfoque basado en el sistema más que un enfoque basado en muestras e incluye infecciones del sistema circulatorio y cardiovascular, infecciones del sistema nervioso central, infecciones oculares, infecciones de los tejidos blandos de la cabeza y el cuello, infecciones respiratorias superiores e inferiores, infecciones gastrointestinales infecciones del tracto, intra-abdominales, infecciones de huesos y articulaciones, infecciones del tracto urinario, infecciones genitales y otras infecciones de piel y tejidos blandos; o en grupos de agentes etiológicos, que incluyen infecciones transmitidas por artrópodos, síndromes víricos e infecciones parasitarias en sangre y tejidos.

Cada sección contiene conceptos introductorios, un resumen de los puntos claves y tablas detalladas que enumeran los agentes sospechosos; las pruebas más confiables para ordenar; las muestras (y volúmenes) para recopilar en orden de preferencia; dispositivos de transporte de especímenes, procedimientos, tiempos y temperaturas; y notas detalladas sobre cuestiones específicas relacionadas con los métodos de prueba, como cuando es probable que las pruebas requieran un laboratorio especializado o que tengan tiempos de respuesta prolongados. Además, también se enfatizan las necesidades pediátricas del manejo de las muestras.

Existe una redundancia intencional entre las tablas y secciones, ya que muchos agentes y opciones de análisis se superponen.

El documento está destinado a servir como una guía para que los médicos elijan pruebas que los ayuden a diagnosticar de manera rápida y precisa las enfermedades infecciosas en sus pacientes.

FULL TEXT

https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/ciy381/5046039

PDF (CLIC en PDF)

 

 

July 6, 2018 at 8:58 am

Summary of the international clinical GUIDELINES – Management of HAP and VAP. Europ Resp J

Europ Respiratory Journal April 2018 V.4 N.2

Antoni Torres, Michael S. Niederman, Jean Chastre, Santiago Ewig, Patricia Fernandez-Vandellos, Hakan Hanberger, Marin Kollef, Gianluigi Li Bassi, Carlos M. Luna, Ignacio Martin-Loeches, J. Artur Paiva, Robert C. Read, David Rigau, Jean François Timsit, Tobias Welte and Richard Wunderink

FULL TEXT

http://openres.ersjournals.com/content/4/2/00028-2018?etoc

PDF

http://openres.ersjournals.com/content/erjor/4/2/00028-2018.full.pdf

 

Europ Respiratory Journal April 2018 V.4 N.2

Editorials – Treating nosocomial pneumonia – what’s new

FULL TEXT

http://openres.ersjournals.com/content/4/2/00058-2018?etoc

PDF

http://openres.ersjournals.com/content/erjor/4/2/00058-2018.full.pdf

June 29, 2018 at 12:31 pm

Prevention of Hepatitis B Virus Infection in the United States: Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices. 36 pags

MMWR RR January 12, 2018 V.67 N.1 P.

Sarah Schillie, MD1 Claudia Vellozzi, MD1 Arthur Reingold, MD2 Aaron Harris, MD1 Penina Haber, MPH3 John W. Ward, MD1 Noele P. Nelson, MD1

1Division of Viral Hepatitis, National Center for HIV/AIDS, Viral Hepatitis, STD, and TB Prevention, CDC

2University of California, Berkeley School of Public Health, Berkeley, California

3Division of Healthcare Quality Promotion, National Center for Emerging and Zoonotic Infectious Diseases, CDC

El virus de la hepatitis B (HBV) se transmite a través de la sangre o el contacto sexual. Las personas con infección crónica por HBV tienen un mayor riesgo de cirrosis y cáncer de hígado y requieren atención médica.

Este informe actualiza y resume recomendaciones previamente publicadas del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) y el CDC con respecto a la prevención de la infección por el HBV en los EEUU.

El ACIP recomienda realizar pruebas a todas las embarazadas para detectar el antígeno de superficie de la hepatitis B (HBsAg) y analizar las embarazadas con el HBsAg-positivo realizando test molecular para el ácido desoxirribonucleico del virus de la hepatitis B (DNA del HBV); administración de vacuna HepB e inmunoglobulina antihepatitis B (HBIG) para recién nacidos de mujeres infectadas por el HBV dentro de las 12 horas posteriores al nacimiento, seguido de la finalización de la serie de vacunas y las pruebas serológicas post-vacunación; vacunación universal contra la hepatitis B dentro de las 24 horas posteriores al nacimiento, seguida de la finalización de la serie de vacunas; y la vacunación de niños y adolescentes < 19 años que no han sido vacunados previamente.

ACIP recomienda la vacunación de adultos en riesgo de infección por HBV, incluida la vacunación universal de adultos en entornos en los que una gran proporción tiene factores de riesgo de infección por HBV y vacunación de adultos que solicitan protección contra el HBV sin reconocimiento de un factor de riesgo específico. Estas recomendaciones también proporcionan orientación de los CDC para la profilaxis después de la exposición después de ocupacional y otras exposiciones.

Este informe también resume brevemente la Asociación Americana para el Estudio de Enfermedades Hepáticas publicada previamente, las guías para la terapia antiviral materna para reducir la transmisión perinatal del HBV.

PDF

https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/67/rr/pdfs/rr6701-H.pdf

May 16, 2018 at 9:05 am

Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices for Use of a Hepatitis B Vaccine with a Novel Adjuvant.

MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 20 Abr 2018;67(15):455-458.

Schillie S, Harris A, Link-Gelles R, Romero J, y cols.

Hepatitis B (HepB) vaccination is the primary means of preventing infections and complications caused by hepatitis B virus (HBV). On February 21, 2018, the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP) recommended Heplisav-B (HepB-CpG), a yeast-derived vaccine prepared with a novel adjuvant, administered as a 2-dose series (0, 1 month) for use in persons aged ≥18 years. The ACIP Hepatitis Vaccines Work Group conducted a systematic review of the evidence, including data from four randomized controlled trials assessing prevention of HBV infection and six randomized controlled trials assessing adverse events in adults. Seroprotective antibody to hepatitis B surface antigen (anti-HBs) levels were achieved in 90.0%–100.0% of subjects receiving HepB-CpG (Dynavax Technologies Corporation), compared with 70.5%–90.2% of subjects receiving Engerix-B (GlaxoSmithKline Biologicals). The benefits of protection with 2 doses administered over 1 month make HepB-CpG an important option for prevention of HBV…..

FULL TEXT

https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/67/wr/mm6715a5.htm

PDF

https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/67/wr/pdfs/mm6715a5-H.pdf

May 9, 2018 at 7:56 am

Older Posts


Calendar

August 2018
M T W T F S S
« Jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Posts by Month

Posts by Category